4 posiciones para hacer sexo oral como nunca antes lo habías probado

Share:

Practicas sexo oral menos de lo que te gustaría. Tus relaciones de cama están estancadas y son monótonas. Vais a lo rápido y cómodo. Y, aunque te gustaría que tu pareja se animase más, no lo hace. Quizá porque tú tampoco… Una vez que reflexiones sobre esto, podemos pasar al siguiente nivel: demostrate que esta práctica tan íntima puede ser cómoda, placentera y divertida.

Hoy nos centraremos en el sexo oral cuando son ellos los que reciben. Los expertos en sexualidad de ‘Cosmopolitan’ han recogido las mejores posturas para que las mujeres lo practiquen. Son innovadoras y confortables. Muchas féminas aquejan dolores de cuello al hacer felaciones, pero con estas técnicas, aseguran desde el citado portal, se acabarán todos los males. Te detallamos las tres mejores:

1) La perezosa

Esta postura es muy buena para practicarla por las mañanas, cuando la energía brilla por su ausencia. Es muy cómoda tanto para él como para ella. El hombre está tumbado de forma horizontal, apoyado sobre una superficie lisa. Ella apoyará su cabeza en el vientre de él, con la cara en dirección a los testículos masculinos. Esta cercanía le facilitará el proceso.

2) La apoyada

Esta posición es muy cómoda porque reduce la tensión en el cuello y la espalda de la mujer. La logística es la siguiente: él se tumba horizontalmente y ella se sitúa en cuclillas encima de él. Su cabeza está a la altura de la zona sexual masculina. La fémina tiene el torso apoyado en los muslos de él. Con ayuda de las manos, ella puede introducir el pene en su boca sin problemas. Para facilitar el proceso, él puede colocar debajo de su coxis un par de cojines, elevando así su altura y facilitándole el acceso a ella.

Buckleitner. (Cosmopolitan)
Buckleitner. (Cosmopolitan)

3) El rey del mundo

La tercera postura es muy aclamada tanto por ellas como por ellos. Él se encuentra sentado, con la espalda ligeramente inclinada hacia delante. Ella se encuentra de rodillas, con la cabeza a la altura del pene. El proceso será muy cómodo porque la mujer puede apoyar sus brazos sobre las piernas de él; tampoco habrá tensión en la espalda ni en el cuello. Además, ella tiene acceso a los testículos y él puede acariciar a su pareja mientras ella le da placer.

4) La automática

La cuarta y última tiene un extra de comodidad física para ella, pues estará tumbada boca arriba en una superficie horizontal. La cabeza estará apoyada sobre almohadas, para elevarla y facilitar el acceso. El hombre se encuentra de rodillas en la parte posterior, y deja su pene justo encima del rostro de ella. Esta postura tiene tiene dos variables: ella se puede quedar quieta y será él quien controle el movimiento o, por el contrario, puede ser la mujer quien haga el balanceo.

. (Kinkly.com)

Publicidad:

 

Share:
A %d blogueros les gusta esto: