Almagro a Maduro: Irse de OEA no da carta blanca para ser dictadura

13
0
Share:

El secretario general de la OEA, aseguró que ese organismo “no es hoy parte del problema de Venezuela. Por el contrario (…)”.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, advirtió ayer al Gobierno venezolano que sacar al país de ese organismo no le da “carta blanca para consolidarse como dictadura”.

“El hecho de haber presentado una nota para retirarse de la OEA no le da una carta blanca al régimen para consolidarse como dictadura”, manifestó Almagro en un mensaje de video.

Son las primeras palabras pronunciadas por secretario general desde que Venezuela denunció formalmente el viernes la Carta de la OEA, con la que se inició un proceso que, de concluirse, culminará con la salida oficial del país en dos años. Almagro había aludido a ello durante el fin de semana, pero por Twitter, reseñó DPA.

“La salida al sistema no es la solución”, manifestó. “El cumplimiento de la Carta Interamericana sí es la solución”, dijo.

El secretario general acusó directamente al Gobierno de Nicolás Maduro de los episodios de violencia en el marco de las protestas que se mantienen desde el 1º de abril en el país y aseguró que se podría haber evitado, entre otras cosas, convocando elecciones.

“No hay peor violencia que la que surge en el seno de las instituciones”, dijo Almagro. “Hoy hay sangre en las calles de Venezuela”. “Todo esto se podría haber evitado con elecciones”, manifestó, citando el Referendo Revocatorio que la oposición pretendía celebrar en 2016 y el Ejecutivo impidió.

Almagro situó la Carta Democrática de la organización como una “hoja de ruta” de cualquier mediación en el país.

“La OEA no es hoy parte del problema de Venezuela. Por el contrario, el cumplimiento de la Constitución y la Carta Interamericana es en realidad la solución”, aseguró.

Venezuela tomó la decisión de abandonar la organización el miércoles pasado, cuando con su oposición pero por mayoría de votos, la OEA aprobó convocar una reunión de cancilleres para abordar la situación en el país, en el que ha muerto una treintena de personas en el marco de las protestas contra el Gobierno de Maduro.

Era un paso más en la presión sobre el Presidente que desde hace meses ejerce un grupo de países, entre ellos Estados Unidos, México, Argentina y Brasil, intentando mediar en una crisis política, económica y humanitaria que ha ido creciendo.

La entrega a Almagro de la solicitud formal de salida, el viernes, inició un proceso de desvinculación. Si Venezuela llega hasta el final con este proceso, será el primer miembro en abandonar voluntariamente desde su creación, en 1948, el organismo panamericano, el único que reúne a todos los países del continente.

Más allá del coste político de una salida que supone un paso más en el cada vez mayor aislamiento en el que se encuentra el Gobierno de Maduro, debido en parte al cambio de color de Ejecutivo en países antes aliados como Argentina y Brasil, la salida de la OEA tendrá un coste económico.

A día de hoy debe casi 9 millones de dólares por las cuotas adeudadas como miembro, una cifra que se verá incrementada con la cuota de este año y del que viene, en el que aún pertenecerá a ella lo quiera o no.

Solo hay un caso en la historia de la OEA de un país que haya quedado fuera por voluntad propia, aunque es distinto al de Venezuela. Cuba fue excluida en 1962. Esa exclusión fue levantada en 2009, pero desde entonces la isla nunca pidió la participación activa.

Publicidad:

Share:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: