#AquísehablamaldeChavez, por José Vicente Carrasquero A.

771
31
Share:

Si alguna clase política ha mostrado unos altísimos niveles de disociación psicótica es el chavismo. En momentos en los que el país se hunde en el peor momento de su historia, a un militarete favorecidos por el proceso político se le ocurre imponer de manera fascista una instrucción que no se sostiene en la realidad. Pretende el individuo de marras que la gente no hable mal del responsable de que el venezolano esté sufriendo la peor calidad de vida de todo el continente americano.

La instrucción del militarcito demuestra algo muy preocupante. El espíritu golpista del 92 está vivito y coleando. Aquellos que de forma violenta intentaron derrocar a un gobierno democráticamente electo porque supuestamente coartaba la libertad de los venezolanos, pretende ahora impedir que la gente se exprese libremente y descargue su disgusto con quien al final es el responsable directo de su pésima situación.

Ya hemos visto a los compañeros de Chávez en aquellas aventuras golpistas comportarse como lo que verdaderamente son. Unos fascistas que pretenden imponer una forma de vivir, de actuar, de pensar y de obedecer. Estos primitivos que se colaron por el túnel del tiempo no tienen respeto alguno por los principios de la democracia. Ellos esperan poder seguir ejerciendo un poder omnímodo sobre la población para evitar rendir cuentas.

¿Y de qué tienen que rendir cuentas? Es sabido que el actual gobernador de un estado andino, mientras estaba recluido por los criminales intentos golpistas, escribía cartas a militares superiores pidiendo ayuda para no perder el apartamento que acababa de adquirir con un crédito hipotecario. ¿Cómo es posible que un tiempo después y habiendo solo ejercido cargos oficiales, este militar retirado muestre unos niveles de vida que no se compadecen con los emolumentos de un funcionario público?

He ahí un ejemplo trivial de las cuentas que no quieren rendir. ¿Cómo explicarle al país que se aparece en una lista de los Estados Unidos relacionados con el tráfico de narcóticos? ¿Cómo explicarle al país que se está en la lista de los sobornados por Odebrecht? ¿De qué manera se puede justificar el despilfarro de la riqueza más grande que haya tenido Venezuela desde el descubrimiento? ¿Cómo se le explica al venezolano que muchos niños murieron por desnutrición porque no hay suficientes alimentos?

Esta clase política que nos oprime es el conjunto de políticos más corrompido de nuestra historia. La corrupción no se mide solamente en la cantidad de dinero que se han robado. Se mide también en los hospitales que no cuentan con los suministros requeridos. En los números falsos de la misión barrio adentro para justificar el saqueo que los cubanos hicieron de nuestras riquezas, etc., etc.

La corrupción está en el ADN del chavismo. Habiendo el país recibido desde 1999 hasta ahora más del doble de la sumatoria de todo lo recibido por los gobierno de 1830 a 1998, no hay manera de explicar la situación menesterosa que vive la mayoría de los venezolanos. Lo que si se sabe es de cantidad de ex funcionarios chavistas y contratistas del gobierno que viven como grandes pachás en las principales ciudades de Europa y los Estados Unidos.

Es imposible no hablar mal de Chávez cuando uno se entera que los niños en Venezuela sufren desnutrición, asisten a escuelas de calidad cuestionable, no tienen acceso a la alimentación y mucho menos a una medicina de calidad. Abundan los casos de niños con cáncer que no reciben la atención que la constitución de Chávez supuestamente le garantiza.

¿Cómo no hablar mal de Chávez cuando se está una cola rogando que la comida no se acabe antes de que le llegue el turno? La sola mención de la guerra económica como explicación de las filas y la espera prolongada le recuerda a la gente que fue Chávez el que popularizó la orden ¡Exprópiese! Y que esas expropiaciones sirvieron para que unos cuantos se enriquecieran a costas del esfuerzo de quienes habían establecido empresas productivas.

Imposible no hablar del Chávez enemigo de la iniciativa privada. El que redujo dramáticamente nuestro aparato productivo. El que hizo imposible que Venezuela produzca los vehículos que necesita y peor aún los repuestos necesarios para que el parque automotor resista la tempestad chavista que nos empobrece.

¿A alguien en su sano juicio se le ocurre exculpar a Chávez de que seamos el país más pobre de las Américas? Que el ciudadano venezolano haya sido reducido a un individuo parroquial que gasta la mayor parte de su tiempo en lograr la supervivencia y no en el trabajo productivo y el crecimiento espiritual.

Imposible no culpar a Chávez del presidente a quien apoyó postreramente y que no calza los puntos para manejar siquiera una alcaldía rural. Un presidente limitado que carece la visión de un estadista del siglo XIX (19), no tiene nada que ofrecer en una época caracterizada por el rápido avance de la tecnología y la educación.

Lo escoltan militares golpistas responsables de las asonadas que en 1992 dejaron cientos de muertes en las calles. Personas que no tienen empacho en aplicar los métodos primitivos que buscaban imponer cuando quisieron acceder violentamente al poder.

El responsable de la desgracia que hunde a los venezolanos en la miseria es Hugo Rafael Chávez Frías. No puede esperar el tenientico que se benefició de la pasantía del comediante eterno por el poder, pedir a quienes salieron perjudicados que no ejerzan su natural derecho de despotricar del responsable de nuestros males.

Desde el terror que le produce tener que rendir cuentas, el tenientico barrunta tonterías insostenibles. Las encuestas hablan y lo muestran como lo que es. Un político que llegó al poder parasitando la imagen de Chávez. Quizás eso explique el que no quiera que hablen mal de él. De lo que estoy seguro es que los venezolanos no te vamos a complacer y seguiremos hablando mal de tu comediante eterno.

La mala noticia para el tenientico golpista es que el tiempo de rendir cuentas está llegando. Esperamos que el anaranjado te siente bien.

Publicidad:

Share:
A %d blogueros les gusta esto: