Cabello: Chávez dejó una impronta en la Academia Militar que muy pocos oficiales han logrado

49
0
Share:

El comandante Hugo Chávez marcó una historia en la Academia Militar como pocos oficiales que estuvieron de paso por la institución castrense, destacó Diosdado Cabello este viernes durante su participación en el foro Protagonistas de una historia insurgente.

“Nosotros podemos decir hoy con mucha fuerza que por la Academia Militar en los años 80 pasó Chávez y dejó una firma. Muy pocos oficiales que han pasado por la academia en los grados de teniente y capitán han dejado la impronta que dejó el comandante”, expresó Cabello en el foro que se realizó en el Cuartel de la Montaña, parroquia 23 de Enero, Caracas, como parte de las actividades conmemorativas de los 4 años de la siembra de Chávez.

Cabello relató que entró a la Academia Militar en 1983 cuando conoció a Chávez, de quien destacó como el primero en la formación, su pasión por el béisbol y la conformación del equipo de pelota que hizo en su batallón.

También recordó el momento histórico que vivía el país a partir entre los años 70 y 80, durante el puntofijismo y que marcó esa generación de la Academia Militar.

“Había muchos conflictos políticos en Venezuela y nosotros estábamos en la academia en el año 83, y desde el equipo de beisbol escuchábamos de Hugo Chávez. Yo no lo conocía aún y en el 85 cuando llegó el comandante a la academia lo primero que hizo fue presentarse en el campo de béisbol donde nos hablada de Maisanta, era toda una clase de historia para nosotros”.

En el foro también participación los dirigentes revolucionarios Wilmar Castro Soteldo, ministro para la Agricultura y Tierras, y Henry Rangel Silva, gobernador del estado Trujillo,

De igual manera Rangel Silva recordó el carácter popular que formó parte de la personalidad de Hugo Chávez.

“El comandante llega en el año 80 como profesor en la Academia Militar de Venezuela. Yo era brigadier. Empezamos a ver a un oficial diferente al prototipo de los que iban a la academia que miraban por encima del hombro a sus alumnos y aunque Chávez era muy exigente, él no era un oficial almidonado, buscaba más acercamiento, era dicharachero, jocoso, que te trataba de manera diferente y comenzó a calar entre nosotros”.

Refirió que recibió clases de Chávez de táctica general e historia militar , “hacia de la historia un cuento y nos la entregaba que era una manera más fácil de asimilar”, destacó.

“Yo confieso que comencé a leer a Bolívar con mucho más detenimiento como consecuencia de ese encuentro con el compañero Chávez”, agregó Castro Soteldo.

Con información de AVN.

Publicidad:

Share:
A %d blogueros les gusta esto: