Capriles rechazó agresión contra los abuelos y custodió su retirada

22
0
Share:

El líder de la oposición política llegó hasta la avenida Libertador, a donde pudo llegar la marcha de los abuelos que partió de Chacaíto, y repudió la actuación que tuvo la PNB al rociarles gas pimienta en Plaza Brión. Del defensor del Pueblo Tarek William Saab opinó que “es un defensor del Twitter (…). Él ejerce el cargo en el Twitter”.

El gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski rechazó la agresión que sufrieron los ciudadanos de la tercera edad cuando este viernes intentaron llegar hasta la sede de la Defensoría del Pueblo, en el municipio Libertador de Caracas.

El mandatario regional se presentó en la avenida Libertador, a donde pudo llegar la marcha que partió de Chacaíto pero que no pasó del punto donde se ubica el hotel Grillón. Ahí se encontraba un fuerte cordón de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), acompañados de tanquetas y una muralla.

A pesar de que pidió en varias ocasiones que llamaran a un PNB de apellido Chacón este no apareció, por lo que tuvo que dirigirse de manera general a los funcionarios delante de él.

“Los abuelos son sagrados, nadie tiene derecho a atacar a un abuelo (…) Les echaron gas pimienta a los adultos mayores, eso es inaceptable (…). Sé que hay muchos funcionarios de la policía que son buenos, yo los respeto (…). Como hay funcionarios de la Guardia Nacional también, no metamos a todos en el mismo saco. El que es policía y vive de su quincena sabe que eso no le alcanza para nada (…). Entonces la lucha no es por un partido político sino porque en este país haya un cambio para todos”, les dijo.

“El último bono que les aprobaron a los abuelos es de 19 mil bolívares. ¿Cómo puede vivir un abuelo con 19 mil bolívares?, reflexionó al recordar el beneficio aprobado por el presidente de la República el pasado 30 de abril.

“Nuestros abuelos son nuestra reserva moral. Ellos también tienen derecho a tener un futuro distinto a este presente de miseria y pobreza que hay en este país”, agregó el líder de la oposición política.

Después de un rato de escuchar las demandas de los abuelos, Capriles llamó a los ancianos a retirarse del sitio, a no esperar nada del actual Defensor del Pueblo. Aclaró que a la Defensoría del Pueblo tienen el derecho de ir porque es una institución, pero ya no se debe insistir con Tarek William Saab.

“Ese defensor nos avergüenza. En Venezuela no hay defensor del Pueblo. En Venezuela hay una persona que ocupa el puesto de Defensor del Pueblo. Ese señor que tanto se llenaba la boca diciendo que era un defensor de los derechos de los venezolanos, ahí está su conducta. Él decidió ponerse del lado del Gobierno, de quienes violan la Constitución. No insistamos con el Defensor del Pueblo, a él hay que pedirle que se aparte (…). Él prefiere ir a dar una conferencia en Beirut que darle la cara a los abuelos o a los venezolanos (…). Es un defensor del Twitter (…). Él ejerce el cargo en el Twitter”, criticó.

Luego Capriles acompañó especialmente a un abuelo de nombre Rafael Prieto, de 80 años, que le aseguró que todavía trabaja como taxista en la plaza Francia de Altamira para poder mantenerse. “Lo que yo le pido al Gobierno es paz, comida y medicina”, declaró a los periodistas que lo entrevistaron, visto en transmisión de Vivo Play.

De él Capriles dijo “no voy a permitir que lo humillen”, y así lo custodió al irse del lugar. “Este es un Gobierno que desprecia a su reserva moral”, agregó el gobernador mirandino.

Marcharon hasta la avenida Libertador

¡Queremos pasar!, ¡Queremos pasar!. Con esa consigna el grupo de ciudadanos de la tercera edad que llegó a la altura del hotel Grillón en la avenida Libertador presionaba a los funcionarios de la PNB que no les permitía continuar su tránsito hacia el centro de la Caracas.

Momentos antes fueron recibidos en ese sitio por un delegado de la Defensoría del Pueblo quien recibió el documento que los ancianos querían entregar al titular de ese despacho, Tarek William Saab. Sin embargo, no cedió en manejar las duras críticas de los ancianos que rechazan que el presidente de la República Nicolás Maduro no haya querido aprobar el Bono de Alimentación y Medicinas para pensionados y jubilados que la Asamblea Nacional creó el 30 marzo de 2016 y luego fue avalado por el Tribunal Supremo de Justicia.

Ante la negativa de los PNB, un grupo de abuelos se movió para la parte baja de la importante arteria vial, donde continuaron protestando.

Publicidad:

Share:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: