Conoce estas extrañas modas de la antigüedad

Share:

Cada época sostiene sus propias modas, extraños ritos estéticos o de comportamiento, que se vuelven costumbre. Vistos desde afuera, muchos de estos hábitos pueden parecer ridículos e incluso escalofriantes.

n Polonia, por ejemplo, se popularizó durante la edad media, y hasta entrado el siglo XVII, el uso de la pilca polaca. La pilca era una especie de rasta muy tupida, que se lograba dejando crecer una porción de cabello sin peinar ni lavar durante meses o años. Quienes defendían esta costumbre creían que su uso facilitaba que las infecciones salieran del cuerpo. En realidad la trenza constituía en sí misma un foco de suciedad y bacterias.

En Estiria, una región del sur de Austria, los campesinos consumían arsénico y defendían sus propiedades estimulantes y fortalecedoras. Se empezaba con pequeñas dosis del poderoso veneno, hasta lograr acostumbrar al cuerpo a cantidades que serían mortales para un organismo no entrenado.

Las cicatrices de duelo estuvieron de moda en Alemania desde mediados del siglo XIX hasta principios del siglo XX. Los jóvenes que eran heridos durante un duelo de espadas, echaban sal en sus lesiones para generar una cicatriz visible.

Otros, menos aventureros, adquirían sus cicatrices en una consulta médica.

Publicidad:

Share:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: