Dudamel: “Debemos seguir en la misma línea”

28
0
Share:

La selección nacional de Venezuela arribó a Buenos Aires la noche del pasado domingo y está completamente lista para enfrentar a su similar de Argentina, en un encuentro correspondiente a la jornada 16 de las Eliminatorias Sudamericanas rumbo a la Copa del Mundo FIFA Rusia 2018, que se jugará este martes a las 08:30 p.m. (hora local) / 07:30 p.m. (hora venezolana) en el Estadio Monumental de Núñez.

En horas de la tarde de este lunes, el seleccionador nacional Rafael Dudamel conversó en conferencia de prensa celebrada en las instalaciones del escenario porteño como parte de la previa del choque frente a la escuadra albiceleste.

“De las buenas facetas que tuvimos contra Colombia, un equipo bastante ordenado, dinámico y que mantenga esos niveles de concentración óptimos de esta alta competencia que va mostrando la madurez dentro de la juventud sabiendo competir. Manteniendo esos niveles de atención y de intensidad en el partido, en este tipo de Eliminatorias como la nuestra, la Sudamericana, es fundamental para poder pretender estar dentro del resultado”, argumentó de inicio el estratega yaracuyano.

Respecto al ambiente que se vive dentro del elenco criollo antes del careo contra los albicelestes, el director técnico de la Vinotinto afirmó que se encuentra en óptimas condiciones. “Las sensaciones son muy buenas, de mucha tranquilidad, de confianza, la confianza que te dan las buenas actuaciones, los resultados. Uno como jugador sabe cuándo tuvo un buen rendimiento y cuando quedó en deuda; ciertamente nos hubiese encantado ganar versus Colombia y al no hacerlo entramos a un análisis siempre profundo y sincero que muchas veces es tapado por el resultado mismo y nosotros no nos podemos quedar allí. Cuando hablamos de construir un equipo tenemos que ser capaces de evaluar todo y hoy el equipo está tranquilo, con confianza, consciente de la diferencia del rival en cuanto a sistema táctico, características individuales y llegamos con una buena información de todo lo que se nos puede presentar para buscarlo solucionar dentro de los 90 minutos o más, pero lo básico de todo es lo que hablaba antes: que el funcionamiento colectivo sea estable y depende de la alta intensidad con que podamos jugar tanto faceta defensiva como ofensiva”, acotó.

Dudamel aprovechó de explicar la ausencia de Juan Pablo Añor en el llamado nacional. “Juan Pablo dentro de la selección ya ha venido ganándose un espacio importante por su capacidad, por lo que ha demostrado en el fútbol europeo, hizo pretemporada con el primer equipo del Málaga, pero no completa, algo accidentada. Recordemos que hace algunos meses fue operado del pubis por la pubalgia que venía sufriendo y eso ha sido una recuperación que ya está en su etapa final, pero que en el momento de poder confeccionar esta convocatoria, todavía sentía alguna molestia y nosotros no solamente debemos pensar en el rendimiento del jugador en el momento del partido, sino que pueda entrenarse en un 100% y asimismo poder contar con jugadores que puedan disputar 90 minutos”, manifestó.

“Juan Pablo en ese momento no estaba todavía en plenitud de condiciones, sacarlo de su club, 18 horas de viaje ida y vuelta más el viaje a Buenos Aires, íbamos de alguna manera a tentar contra su última etapa de recuperación y como se lo manifesté en conversación directa con él, sabe que contamos con él, nosotros sabemos la confianza que tiene en nosotros y todo tiene su debido momento; estamos en una etapa de las Eliminatorias en la que por el lugar en el que nos encontramos no era necesario forzar la salud del jugador, que a mí me interesa muchísimo más que lo deportivo y que cuando vuelva esté feliz de estar rindiendo en su equipo, jugando en cada jornada y que también nosotros sepamos que vamos a tenerlo en plenitud de condiciones”, añadió.

Asimismo, el seleccionador nacional opinó sobre Roberto Rosales, ausente en las últimas convocatorias de la selección. “Roberto tiene una carrera admirable, impecable en el fútbol europeo, en la selección ha podido dejar huella de su gran rendimiento y es muy sencillo lo de Rosales. Difícilmente uno como seleccionador logra tener dentro de todo el universo de futbolistas a convocar, el despertar la mayor identificación con nuestro trabajo y con Roberto ha sido un caso muy especial para nosotros, porque él venía siendo titular casi indiscutible de la selección y cuando nosotros la tomamos él venía saliendo de una lesión en el tobillo, lo trajimos a la selección, nos jugamos por él un cupo en la Copa América Centenario, lastimosamente tuvo una recaída y en su lugar entró Alexander González, de muy buen rendimiento, y una de las maneras que uno tiene de poder despertar competencia dentro de la selección es respetando los buenos momentos o el rendimiento de los jugadores que pasan de ser sustitutos a ser protagonistas, titulares, y en esa competencia mis decisiones pasaron por Alexander”, aseveró.

“Entiendo la intranquilidad en algún momento del jugador, que tocó esperar, y vamos creando, fortaleciendo una identificación jugador-técnico dentro de los estilos de trabajo, dentro de las formas de pensar y analizar las conveniencias individuales y colectivas y más que una explicación, es un análisis que comparto. Lo importante de toda esta relación del futbolista y técnico es que ambos deseamos que él esté en la selección y va a llegar el momento en el que él pueda volver con la tranquilidad de sentirse importante”, prosiguió.

El timonel de la escuadra nacional cree que la clave para ejecutar una destacada presentación en la capital argentina es el ser intenso desde el pitazo inicial. “Más allá de defender, es cómo plantear un partido en las diferentes circunstancias defensivas y ofensivas contra una selección que presenta tanto talento dentro de un once inicialista. Ya lo hicieron así contra Uruguay y no debería cambiar mucho contra Venezuela; la gran dificultad para cualquier técnico es dentro de la competencia oficial consolidar una estructura, un estilo, una filosofía de trabajo y mucha más dificultad se presenta cuando los tiempos para nosotros los seleccionadores son tan cortos. De ahí lo importante es tener un plan bien establecido, una idea muy clara, transmitírsela a los jugadores y lo que tiene Argentina son las individualidades, que son las que debemos atender dentro de ese juego tan centralizado que intenta desarrollar, sabiendo que línea por línea, a lo largo y ancho de la cancha tienen individualidades importantes, pero nosotros debemos funcionar cómo equipo y para mí, la palabra fundamental es la intensidad, la que separa los altos niveles de rendimiento, la intensidad de juego con o sin la pelota”, expresó.

“Tenemos claro cuáles son esas fortalezas de la selección local, también tenemos muy claro cómo poder contrarrestarlas y poder jugar, trabajar el partido con mucha versatilidad táctica que nos permita desenvolvernos en una cancha de muy buen estado contra un rival bastante exigente, pero un escenario que para mí es el óptimo en donde pueda encontrar el crecimiento de nuestro equipo”, agregó.

Dudamel admitió que sus dirigidos están completamente preparados para enfrentar los distintos momentos de juego que se presentarán ante la escuadra sureña. “A Uruguay le salió bien, porque históricamente Uruguay defensivamente disfruta ese juego, tiene hombres con mucho oficio desde esa faceta de juego y cuando estás preparado y entiendes lo que vas hacer, lo disfrutas, sea atacando o defendiendo. Nosotros tenemos que estar preparados para cualquiera de las dos circunstancias, siempre es riesgoso sostener el partido muy cerca de tu arco, así que siempre mi idea es poder darles a mis jugadores las generalidades del rival dentro de su estilo, su forma, sin limitar nunca la parte ofensiva y luego en el partido estoy seguro que vamos a encontrar muchos momentos en los que nos toque ordenarnos, reordenarnos bien, muy rápido y también vamos a encontrar muchos momentos en el partido en donde podamos tener un juego colectivo asociado”, aseguró.

Referente a la necesidad de unidades por parte del rival de turno, el director técnico reveló que la Vinotinto mostrará el juego ejecutado en las últimas presentaciones y no piensa a quien tiene al frente. “Encontramos en la selección local una necesidad de puntos por sumar para garantizar la clasificación, que hoy no la tiene, está en puestos de repechaje y eso le hace que el partido contra Venezuela sea un partido de alto riesgo y nosotros tenemos que ser futbolísticamente muy inteligentes para manejar los tiempos del juego. Al final, cuando empieza a rodar la pelota, la dinámica del juego no pasa por el resultado mismo, sino por lo que has planificado y puedas ir desarrollando, o que seas capaz de hacerlo o que te lo permita el rival o que lo superes. Esa construcción y consolidación del fútbol que le caracteriza a Argentina y en esta era del nuevo seleccionador argentino, va a llevar un tiempo, pero tiene las individualidades para dentro del mismo funcionamiento colectivo puedan aportarle en alguna producción; nosotros buscaremos contrarrestarlas, pero de alguna forma estamos en una etapa similar en cuanto a construcción de equipo y no de posibilidades de clasificación a las de Argentina, con características distintas por supuesto guardando las distancias, pero sí nosotros no estamos enfocando en lo que es un futuro a corto y mediano plazo, debemos seguir en la misma línea de mantener nuestro estilo de juego y de hacerlo crecer”, indicó.

Por otra parte, el entrenador de la selección nacional explicó que  buscarán aprovechar las jugadas preparadas para marcar diferencia en el Monumental de Núñez. “Nosotros en el juego aéreo intentamos sacarle mucha ventaja, esperemos poder en el partido de mañana tener posibilidades reales que nos acerquen desde esta forma al arco rival y sí me gusta mucho el juego directo, pero al final dentro del juego mismo, los que definen son los jugadores de acuerdo a las situaciones que se presenten, esas transiciones rápidas, mantener esa verticalidad, ya sabemos lo que al final cuesta en el partido el desgaste físico. Me gusta que mis equipos sean rápidos, pero que también al momento de detectar que no se puede tener transición rápida, el equipo sea capaz de generar en campo rival un fútbol colectivo que te permita crear otro tipo de situaciones, así que son situaciones del juego que no las marca el técnico de la manera que uno pretenda ni en los tiempos que uno quisiera, que son situaciones de partido que las resuelven los futbolistas y estoy seguro que será un partido muy bien competido, bien disputado en el que para nosotros el arrancarlo y trabajarlo desde un principio en un rol protagónico, nos va a ser disfrutarlo e ir creciendo en el partido”, concluyó Rafael Dudamel, quien dirigirá su décimo encuentro en las Eliminatorias Sudamericanas. Prensa vinotinto.-

Publicidad:

LUNCHERIA Y RESTAURANT GARDIZ En Cagua, Estado Aragua

Share:
A %d blogueros les gusta esto: