El misterioso lago venezolano con nombre de rey belga

Share:

¿De dónde viene el agua del lago Leopoldo? Este embalse natural, de 242 metros de diámetro y 33 de profundidad, es producto de una profunda cavidad en la tierra que forma parte de un complejo sistema de cavernas subterráneas.

Al sur de Venezuela, en el Amazonas, existe un lago de aguas muy oscuras que no surte río alguno y, además, tiene el nombre de un rey belga. Los piaroa, grupo indígena originario asentado en las orillas del río Orinoco, denominaron a esa masa de agua Paraka Wachoi.

En 1952, tras una expedición de Leopoldo III de Bélgica por la región, el misterioso lugar fue rebautizado como lago Leopoldo, a pesar de que es posible que ese monarca nunca estuviera allí.

Ubicación

El Escudo de Guayana, la formación rocosa más antigua del planeta, abarca los estados venezolanos de Bolívar y Amazonas. En ese último se encuentra una meseta de 1.300 metros conocida por el grupo indígena de la zona como tepuy Autana: ‘árbol de la vida’, en lengua piaroa.

A alrededor de 13 kilómetros de ese accidente geográfico, en la cima del cerro Sipapo, se encuentra el lago Leopoldo, que luce misteriosamente encerrado en un cráter que muchos creyeron que era de origen volcánico.

El misterio

¿De dónde viene el agua del lago Leopoldo? Este embalse natural, de 242 metros de diámetro y 33 de profundidad, es producto de una profunda cavidad en la tierra que forma parte de un complejo sistema de cavernas subterráneas.

Previamente, esta acumulación de agua también fue conocida como lago Giacopini o lago Anduze, en honor a dos autoridades del estado de Amazonas.

¿Se puede visitar?

Existen distintos paquetes turísticos para conocer el misterioso lago venezolano. La excursión puede llevar cerca de seis días y está catalogada con un nivel 4 de dificultad, en una escala del 1 al 10. El recorrido se realiza en bongo (lancha) y a pie.

Fuente: RT

Publicidad:

Share:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: