Fraude constituyente, por Carlos Nieto Palma

135
0
Share:

Finalmente, el pasado domingo se realizó la elección para nombrar a los 545 miembros de la asamblea nacional constituyente, convocada de manera írrita por Nicolás Maduro el pasado mes de mayo, en su afán de perpetuar su dictadura en Venezuela. A pesar de las múltiples denuncias de ilegalidad por haber obviado los procesos legales establecidos en nuestra Constitución Nacional, el Consejo Nacional Electoral avaló esta consulta, como siempre ha ratificado todos los desmanes y órdenes que les da el régimen.

El domingo no fue un día normal de elecciones como siempre habíamos estado acostumbrados los venezolanos, ya desde la madrugada se escuchaban reportes de diferentes partes del país indicando la brutal represión que estaba llevando a cabo la Guardia Nacional, la Policía Nacional, el Sebin, el Conas y algunas policías regionales afectas al régimen.

Esta actuación desmedida por parte de los cuerpos de seguridad del Estado se convirtió en una masacre al pueblo venezolano con un saldo de 16 muertos de los 157 que, según cifras del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social, han ocurrido en Venezuela en el contexto de las protestas desde el 1° de abril de 2017, aunado con muchos heridos y cientos de detenidos solo ese día.

El domingo era evidente la soledad que se veía en las calles, el cierre de muchos centros de votación y la agrupación de varios, así como la poca participación de electores, incluidas las graves amenazas que se hicieron a los funcionarios de despedirlos si no votaban, al igual que a los que formaban parte de las misiones y programas sociales. A mi entender y el de gran parte de la ciudadanía, esta elección fue un completo fracaso.

Ya en la medianoche de ese día, ante el asombro de todos, la presidente del CNE anunciaba las cifras de la consulta y decía que 8.089.320 personas participaron y votaron en las elecciones de la asamblea nacional constituyente. Lo describió como una participación alta y sorpresiva, que alcanzó 41,53% del padrón electoral de Venezuela.

Según esas cifras dadas por el CNE se trataba de la votación más alta que había recibido el PSUV en toda su historia, ni el difunto Hugo Chávez en su mejor época, ni Nicolás Maduro obtuvieron una votación parecida, algo que contrarrestaba con lo que los venezolanos vimos en las calles. Se estaba consumando un gran fraude electoral.

Bien lo dijo el secretario general de la OEA, Luis Almagro, en su cuenta de Twitter: “Se confirma el fraude electoral más grande de la historia de Latinoamérica en porcentaje y millones de votantes #Venezuela”.

Este fraude fue confirmado posteriormente por la empresa Smartmatic, que ha proporcionado la plataforma tecnológica de votación y servicios para las elecciones de Venezuela desde el año 2004 y que el pasado miércoles denunció: “Hoy, con el más profundo pesar, tenemos que informar que el anuncio de la data de participación del pasado domingo 30 de julio para la elección de la asamblea constituyente fue manipulado”. Igualmente indicó: “Gracias a la existencia de este robusto sistema automatizado de votación es que podemos saber, sin lugar a dudas, que en las pasadas elecciones de la asamblea nacional constituyente hubo manipulación del dato de participación. Es importante resaltar que en las votaciones manuales ocurren manipulaciones similares, pero pasan desapercibidas por no contar con los mecanismos de seguridad y auditoría del sistema automatizado”. Finalmente, Smartmatic aseveró: “Una auditoría permitiría conocer la cantidad exacta de participación. Estimamos que la diferencia entre la cantidad anunciada y la que arroja el sistema es de al menos 1 millón de electores”.

Es claro que la dictadura desmentirá todo esto, como ya han comenzado a hacerlo. Seguro harán una auditoría chimba para justificar su fraude, dirán que es el imperio el que está conspirando y acusarán de injerencia extranjera a los diferentes gobiernos del mundo que denuncien este fraude; ese libreto ya lo conocemos.

Ya el mundo comienza a denunciar el fraude constituyente de la dictadura, muchos países han comenzado a expresarse. Me llama la atención la declaración de la alta representante Federica Mogherini en nombre de la Unión Europea, en la que dice: “La elección de la asamblea constituyente ha empeorado duramente la crisis en Venezuela. Se arriesga a socavar otras instituciones legítimas previstas en la Constitución, como la Asamblea Nacional. Las circunstancias en las que tuvo lugar la elección plantean nuevas dudas sobre la capacidad de la asamblea constituyente para representar efectivamente a todos los componentes de la población venezolana. A todos los que se oponen a negociaciones serias, ha dado una excusa para impulsar aún más el conflicto y usar el poder sin control. Además, las atribuciones legales de la asamblea constituyente no están claras. Por lo tanto, la Unión Europea y sus Estados miembros no pueden reconocer la asamblea constituyente porque tienen dudas sobre su efectiva representatividad y legitimidad, y piden al gobierno del presidente Nicolás Maduro que tome medidas urgentes para rectificar el curso de los acontecimientos. En particular, debería suspenderse la instalación efectiva de la asamblea constituyente y reconocer explícitamente las atribuciones de todas las instituciones previstas en la Constitución”.

Luisa Ortega Díaz Fiscal, fiscal general, anunció la apertura de una investigación sobre la presunta manipulación de los resultados de la votación para la asamblea nacional constituyente, en la que estarían implicadas las cuatro rectoras del CNE. Además, instó a paralizar la instalación de la ANC porque es posible que “ni 15% de los electores haya votado”.

Tendremos días muy movidos que ojalá logren que en Venezuela retorne la democracia y salgamos de esta dictadura.

@cnietopalma 

Publicidad:

LA HOJA RESTAURANTE

Share:
A %d blogueros les gusta esto: