Informe Otálvora: Maduro amenaza con abortar negociaciones

70
0
Share:

Un millón de dólares habría sido el aporte del entonces mandatario libio Muamar Kadafi a la campaña electoral de Lula da Silva del año 2002. La revelación, según la revista Veja, fue hecha por Antonio Palocci, quien acompañó a Lula tanto en el trabajo político en el partido PT como posteriormente en el gobierno. El aporte libio a Lula corrobora la interconexión que el régimen de Kadafi mantuvo con las organizaciones izquierdistas pro cubanas en Latinoamérica, incluyendo a las primeras organizaciones protochavistas en la Venezuela de finales de los años setenta.

*****

Durante los dos días que representantes del gobierno de Nicolás Maduro y de la Oposición venezolana sostuvieron un encuentro en República Dominicana, el 01 y 02DIC17, el tema recurrente por parte de los voceros chavistas fue el de las sanciones impuestas por EEUU y Canadá contra al altos jerarcas del régimen y la estatal petrolera Pdvsa. Según testigos directos de las conversaciones realizadas en el Salón de los Espejos de la cancillería dominicana, los enviados de Maduro, encabezados por Jorge Rodríguez, recurrentemente señalan las sanciones  extranjeras como causantes de la situación “de gravedad social” que padecen los venezolanos y acusan a la Oposición de haberlas promovido. Rodriguez incluso acusa a la Oposición venezolana de haber provocado que a Ignacio Ramonet, publicista español al servicio del régimen chavista, le fuera cerrada una cuenta en el banco BNP Paribas.

En las reglas previamente pactadas para el encuentro fueron definidos seis temas, cada uno de los cuales sería objeto de un debate específico: “Garantías electorales”, “Presos y Derechos políticos”, “Normalización institucional”, “Situación Económica y Social”, “Asamblea Nacional Constituyente-Comisión de la Verdad”, “Soberanía y medidas sancionadoras”. Los voceros de Maduro enfocan todos los temas alrededor de las sanciones.

*****

La ronda de negociaciones Maduro-Oposición en Santo Domingo contó con presencia y participación de varios gobiernos extranjeros. A solicitud de la Oposición, intervinieron los cancilleres de Chile y México, Heraldo Muñoz y Luis Videgaray. Los gobiernos facilitadores promovidos por Maduro fueron  Nicaragua, Bolivia y San Vicente y las Granadinas en cuyo nombre asistieron el canciller nicaragüense Dennis Moncada, el ministro de Gobierno de Bolivia, Carlos Romero y Camillo Gonsalves. El primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, quien es el principal operador castrochavista en el Caribe, optó por enviar a su hijo como su representante a la reunión. Camillo suele ser rotado en cargos del gobierno de su padre y actualmente funge como Ministro de Finanzas. El gobierno de Paraguay, que había sido propuesto por la Oposición como facilitador, se abstuvo de participar y dijo sentirse plenamente representado por el ministro chileno.

La relevancia dada por los gobiernos de México y Chile a la reunión conllevó al envió, no sólo de sus respectivos cancilleres para asistir a las reuniones plenarias, sino a una intensa participación como facilitadores y proponentes. Equipos de trabajo de esos países llegaron a Santo Domingo como avanzadas, antes que sus cancilleres, para participar en la organización de la reunión y sostener encuentros previos con las partes. México envió a su actual subsecretario para América Latina, Luis Alfonso de Alba Góngora, quien hasta el pasado mes de septiembre se desempeñó como representante permanente en la OEA donde fue un activo miembro del grupo de embajadores que propusieron insistentemente el debate de la crisis venezolana. Por cierto, por instrucciones de su gobierno De Alba habría viajado a Caracas antes de la reunión en República Dominicana pero, según rumores que corrieron en medios diplomáticos caraqueños, el canciller de Maduro Jorge Arreaza se negó a recibir al emisario mexicano.

*****

Tras el debate de los cuatro primeros temas, ya durante la noche del 01DIC17, se registraron intensos contactos informales entre los facilitadores y las delegaciones los cuales se extendieron hasta horas de la madrugada. Evaluar la disposición real del gobierno Maduro de conciliar posiciones y precisar aspectos de un borrador de acuerdo fueron temas tratados esa noche por la Oposición venezolana, encabezada por Julio Borges, con los cancilleres facilitadores.

El sábado 02DIC17 la plenaria estuvo dedicada a los dos temas faltantes. Al término del debate el presidente Medina, quien se mantuvo presidiendo el debate durante los dos días, entregó a los jefes de las delegaciones un documento borrador en cuya redacción participó el gobierno  dominicano, el español Rodríguez Zapatero y los cancilleres facilitadores especialmente los enviados de Chile y México.

El canciller chileno, quien fue el primero en abandonar la sede de la cancillería  dominicana, a media tarde del sábado 02DIC17, anunció a un grupo de periodistas de su país que le acompañaban, que en ese momento se esperaba la reacción de las delegaciones al documento entregado por Medina. Tras conocer el borrador de acuerdo, tanto los enviados de Maduro como de la Oposición solicitaron tiempo para analizarlo y emitir sus contrapropuestas, cerrándose la posibilidad de un anuncio inmediato y obligando a procurar fecha para una nueva reunión. Buscando garantizar la presencia de los cancilleres extranjeros en la próxima cita, acordaron fijar el 15DIC17 para la nueva plenaria de las negociaciones.

El documento borrador, cuyo contenido ha sido mantenido en secreto por las partes, incluye las propuestas de acuerdos de los facilitadores para cada uno de los seis temas y contemplaría la conformación de un “comité de seguimiento y de verificación” para garantizar el cumplimiento de los eventuales acuerdos. Desde antes de la reunión del 01DIC17, el gobierno Maduro se mostraba contrario a conferir a los cancilleres extranjeros el rol de verificadores.

El equipo negociador de la Oposición prepara actualmente su respuesta al borrador recibido, mientras el gobierno Maduro inició una serie de declaraciones que parecieran adelantar su decisión de frenar cualquier avance en la mesa de negociación.

Nicolás Maduro emitió el 03DIC17 declaraciones invitando a la oposición a seguir “el diálogo” en el Palacio de Miraflores, lo que fue inmediatamente interpretado por varias cancillerías de la región como un amago para abandonar el esquema de negociación bajo supervisión internacional intentado en República Dominicana.

A pocas horas su regreso a Venezuela y tras informar a Maduro de los pormenores de la reunión en la cancillería dominicana, Jorge Rodriguez quien ejerce como Ministro de Información, aseguró que “Venezuela no va a ir a un evento electoral ni va a firmar ningún acuerdo con la oposición venezolana hasta que se levanten las groseras sanciones que la dirigencia de la derecha venezolana solicitó frente al Departamento del Tesoro de Donald Trump y frente a las autoridades españolas y canadienses”. Es decir, el gobierno amenaza con no firmar un acuerdo con la Oposición y ni siquiera convocar a las elecciones presidenciales. Las condiciones enunciadas por Rodríguez el 03DIC17, ya habían sido transmitidas a la Oposición en la reunión que ambas partes mantuvieron el 16NOV17 en República Dominicana, cuando además el gobierno reiteró su posición de “nada está acordado hasta que todo esté acordado” cerrando la puerta a eventuales acuerdos parciales en temas críticos.

El 07DIC17, el vocero político de los militares chavistas, el ministro de la Defensa Vladimir Padrino, rechazó la creación de un “canal humanitario” de ayuda internacional al pueblo venezolano solicitado por la Oposición y promovido por el Vaticano. Padrino, con pistola al cinto y en traje de faena, afirmó durante un acto militar en Caracas que “todos los que estamos aquí vestidos de verde sabemos lo que significa una intervención de carácter humanitario, eso es injerencismo descarado sobre un Estado”.

Desde Santiago de Chile, donde realizaba una visita oficial, el canciller paraguayo Eladio Loizaga declaró  el 07DIC17 al diario “La Tercera” sobre las condiciones impuestas por Maduro para seguir en las negociaciones. Loizaga, uno de los más activos cancilleres suramericanos en sus denuncias contra el régimen chavista respondió a Maduro: “hay un condicionamiento, que es el levantamiento de las sanciones económicas para seguir con el proceso electoral. Pero yo creo que el levantamiento de sanciones económicas vendrá cuando el gobierno venezolano tome las acciones necesarias para el retorno del estado de derecho, teniendo elecciones transparentes, con observadores internacionales”.

*****

Testigos de las negociaciones en Santo Domingo con acceso a la sede de la cancillería,  mostraron sorpresa por el alto grado de histrionismo desarrollado por los enviados de Maduro. Jorge Rodríguez, su hermana Delcy, el operador diplomático del régimen Roy Chaderton y Elias Jaua fueron vistos cuando antes de ingresar al edificio sede de la cancillería dominicana desplegaban amplias sonrisas, levantaban y agitaban brazos saludando a una multitud inexistente. En realidad los enviados chavistas posaban para las cámaras de la prensa situadas a varias decenas de metros del lugar.

Edgar C. Otálvora

@ecotalvora

Diario Las Américas

Publicidad:

Mini Mercado La Gratitud

Share:
A %d blogueros les gusta esto: