Juan Arango y el fútbol como forma de vida: infancia y carrera de la ‘zurda de oro’ hasta llegar a ser un exitoso Empresario (+Video)

Share:

Hace 36 años, la ciudad de los jardines, Maracay, fue la cuna que vio nacer a unos de los grandes exponentes del balompié venezolano, Juan Fernando Arango Saenz, conocido como la “zurda de oro”.

Sus padres Iván Arango y Gladys Saenz, vieron a su hijo como crecía con un balón en el caliente pavimento del barrio El Milagro, estado Aragua. Como cualquier niño después de hacer sus tareas, se contactaba con sus amigos para reunirse y colocar  dos piedras  o dos palos y un travesaño improvisado que serviría como portería para comenzar a jugar fútbol. Todos sus amigos admiraban la gran movilidad con la que se desplazaba con el balón, sin mencionar lo goles que metía con su pierna izquierda  y que todos en una sola voz decían “Guaooo”.

El fútbol lo convirtió en su forma de vida, que desde muy temprana edad desempeñó. Sus compañeros del Liceo Rómulo Gallegos notaban la distracción  de Juan que, sentado en un pupitre del salón cerca de una de las ventanas, miraba a otros jóvenes  en el campo de fútbol.

Entre aquella algarabía normal y diaria en la institución educativa, se escucha la voz de un joven con grandes reflejos para apartar y atajar el balón: Renny Vega, quien acompañaría a Juan en logros futuros.

Su amor por el deporte rey (fútbol), lo llevó a ser admirado durante su crecimiento personal. Al ingresar a la Universidad Central de Venezuela (UCV) sucursal Maracay, Juan no dudó en adherirse al equipo de fútbol de la universidad, lo que lo afianzó aun más su amor y pasión por el deporte.

Sin saber que su pierna zurda lo convertiría en el símbolo de muchas alegrías, abrazos, lágrimas y sobre todo aquellos gritos que millones de venezolanos entonamos a una sola voz ¡Goooool!, Arango se enfundó la camiseta vinotinto en el año 1999 con apenas 17 años, luego de incursionar por el fútbol nacional.

Camino Vinotinto

Antes de ascender a la Vinotinto, Arango fue convocado por la sub-20 bajo la dirección del director técnico Omar Pastoriza para el mundial que se celebraría en Argentina.

Pocos meses después, fue convocado a la plana mayor de la Vinotinto, para enfrentar a Dinamarca en un juego amistoso que se llevaría a cabo en la ciudad de Maracaibo que terminó con resultado de (1-1).

Luego de un año de su estreno por la plana mayor, Arango vuelve a la carga y registra su primer gol con el combinado nacional el día 15 de noviembre del año 2000 contra la selección de Ecuador, en la ciudad del sol amada, Maracaibo, que vio despegar a esta nueva superestrella, quien se convertiría en el gran exponente del fútbol en el país.

Es el máximo goleador en Venezuela con 25 goles que se caracterizaron por ser anotacionesasombrosas, sobretodo aquellas soberbios disparos con la izquierda desde larga distancia.

Su último tanto con la selección,  lo marcó el 7 de junio de 2013 en La Paz en un partido de las Eliminatorias para Brasil 2014. La pizarra reflejó la igualdad a uno al terminar, pero los criollos celebraron por lo complicado del juego.

Fueron 16 años de gloria con la Vinotinto, que unió a millones de personas para gritar, llorar y celebrar. A pesar de su gran trayectoria en la selección nacional, se retiró el 8 de septiembre de 2015 dejando un huella imborrable en el deporte nacional.

“Es un momento bastante duro para mí. Tomo la decisión de no seguir más. Me duele bastante, pero mi ciclo ha terminado”, dijo antes de que las lágrimas saltaran de sus ojos y fuera ovacionado por parte de sus compañeros. Seguirá jugando al fútbol en equipos internacionales, pero fue su adiós a la Vinotinto.

El “capi” de la selección nacional de fútbol comenzó su andar en el balompié en 1996, con el Nueva Cadiz de la Ciudad de Cumaná, donde por primera vez estuvo bajo la dirección de César Farías. En el año 2000 llegó al Caracas Futbol Club, en el que solo permaneció seis meses para comenzar su carrera en el exterior, siendo el primer paso en el Monterrey de México y luego de dos años con el Pachuca donde pasaría dos años más para llegar al Puebla.

En 2004 las puertas europeas se abrieron para Arango de la mano del Deportivo Mallorca de España al que en 2009 el Borussia Mönchengladbach alemán le pagó €3,6 millones, convirtiéndolo, en ese momento, en el fichaje más caro para un jugador venezolano. En 2014 se incorporó a los Xolos de Tijuana, donde volvió a ser dirigido por Farías.

Para la selección venezolana, ha disputado 121 partidos internacionales y ha marcado en 25 ocasiones.

En múltiples ocasiones dirigido por el también ex seleccionador nacional César Farías, Arango ha confesado que, luego de tantos años trabajando juntos, han desarrollado una amistad, que lo llevó, en enero de 2015 a convertirse en accionista del Zulia FC del que Farías es presidente “es importante que realicemos inversiones en nuestro fútbol nacional porque hay mucho talento” señaló al dar a conocer la noticia.

Publicidad:

Share:
A %d blogueros les gusta esto: