Lo que quieren los hombres en el dormitorio, contado por ellos mismos

Share:

Se ha hablado mucho de lo que piden las mujeres en la cama, pero no de los deseos más ocultos de los hombres. Hoy vamos a hacerlo. Esto es lo que más les gusta a ellos en la cama

Se ha hablado mucho de lo que quieren las mujeres en la cama, pero no de lo que necesitan ellos. Por eso, hoy vamos a hacerlo. Algunas de ellas han sido compartidas por ellos mismos en la red social ‘Reddit‘. Atenta, querida lectora, lo que vas a leer a continuación es lo que tu(s) hombre(s) quiere(n)tener en el dormitorio y nunca han dicho.

Los juegos previos

Aunque pueda parecer que los preliminares son solo para ellas no es cierto. Los machos también quieren juegos previos. Al menos, los que se han atrevido a decirlo en el mencionado foro. “Tomarlo con calma me gusta” dijo uno, a lo que añadió otro “lo que más me gusta son los juegos previos”. “Tiene que ser lento y constante, no es una carrera”, cuenta un usuario.

A pesar de que muchas mujeres son reacias a probar el sexo anal, es algo que al 99% de los hombres siempre les llama la atención

A ellos les gusta extender el placer y la diversión en la cama antes del coito, ya que, una vez que empieza saben que va a acabar pronto. Además, (a los buenos amantes) les excita mucho dar placer a la mujer, y ver cómo llega al clímax gracias a su buen hacer. A muchos, incluso, les encanta innovar con un juguete o lubricante. Jugar, en resumen. Saben que si esperan el tiempo suficiente, luego van a tener sexo de los que hacen historia.

Comunicar

Hablar con el otro es el secreto, y les gusta tanto a ellos como a ellas. “Hay que prestar atención y ser comunicativo acerca de lo que te gusta y lo que no”, asegura un usuario. Al fin y al cabo, las relaciones sexuales son un tipo más de interacciones. ¿No será un error eliminar una parte tan importante de nuestra forma natural de comunicarnos con los demás?

A los hombres les encanta hablar y oír a la mujer. Quieren saber qué quiere, cómo lo quiere… y lo que le gusta estar ahí con él. El lenguaje verbal en la cama es un muy excitante para ellos.

También les gusta que ellas se desinhiban. En ‘Marie Claire‘ entrevistaron a Dana Myers, firme defensora del tema, para que orientara al personal sobre las maneras de hacerlo superando la timidez y subiendo muchos grados de golpe la temperatura de la habitación. Sus consejos son plenamente válidos para hombres y mujeres. “Muchos se asustan ante la idea y piensan ‘¡yo no puedo hacer eso!’, pero no es más que otra manera de expresarse en la cama. Las mujeres pueden usar lencería, juguetes o su voz, y lo mejor es que cada una lo hará de forma totalmente única. Se puede ser alguien discreto, elegante, y a la vez ser un poco pícaro, vivaracho, sexy… ¡o cualquier otra cosa!”.

A ellos les encanta ver a dos mujeres teniendo relaciones sexuales. Por ello muchos sueñan con hacer un trío con dos féminas

Otra cosa que a los hombresles gusta es hablar de fantasías sexuales, y, por qué no, llevarlas a cabo. Les gusta oír, mientras están en plena acción, que ella diga lo que quiere y desea y nunca ha hecho.

Ser dominados

“Me agrada la idea de ser sumiso frente a una mujer dominante, sin por eso perder mi masculinidad”, leemos en el foro. A muchos hombres les encanta ser sometidos. En los últimos años ellos están perdiendo el miedo a parecer ‘menos hombres’ si se dejan hacer por la hembra. Aunque a la mayoría les sigue dando reparo comunicárselo a su pareja, y recurren a otras mujeres para que se lo hagan, hay otros tantos que se atreven y gozan con ello sin esconderse.

Aunque pueda parecer que los preliminares son solo para ellas no es cierto. Los machos también quieren juegos previos

Ser la parte pasiva de la dominación les gusta sobre todo a aquellos que están acostumbrados a mandar en su faceta laboral, esto es, a los jefazos. Cuando se relajan en la intimidad les apetece ponerse a órdenes de la mujer, que le ate a la cama o que le diga una a una las cosas que quiere, deseos que, por supuesto, él complacerá.

El sexo anal

A pesar de que muchas mujeres son reacias a probar el sexo anal, es algo que al 99% de los hombres heterosexuales siempre les llama la atención. Puede que la negativa de las mujeres a realizar estas prácticas sea lo que haga que ellos lo vean como un reto emocionante. Ellas están ahora más dispuestas a hacerlo.

Así lo demuestran numerosos testimonios recogidos por ‘Cosmopolitan’. “¿Quieres tener sexo por detrás?”, le preguntó una fémina a Eric, de 20 años, y a Marcus, de 26, le llamó la atención lo mismo. Pero lo mejor y más sorprendente son las confusiones que acaban en agradables descubrimientos: “Te equivocaste de agujero, pero no importa”, dice Kevin, de 21. O bien la sinceridad o la exageración, o ambas cosas, como cuenta Steven, de 22, a quien una mujer le confesó: “Creo que no voy a poder caminar mañana”.

Verte con otra mujer y/o hacer un trío

“Estaba haciendo un trío con dos chicas, pero decidí retirarme para verlas jugar solas”, nos cuenta un hombre. Una confesión que, lejos de ser rara, cumple con la regla general: a ellos les encanta ver a dos mujeres teniendo relaciones sexuales. Por ello muchos sueñan con hacer un trío con dos féminas. Un usuario de ‘Reddit’ que lo probó asegura que además de ser excitante aprendió mucho: “Descubres cómo hacer las cosas bien. Desde entonces, he recibido muchos cumplidos por mi trabajo ahí abajo”.

 

Otro cuenta: “No es lo mismo leerlo que verlo. Un grupo de lesbianas me enseñó, en persona, qué debía hacer, qué no, qué pasaba cuando tocaba aquello…”.

Que ella se dé placer

No solo les gusta dar placer a la chica o ver cómo se lo da otra mujer, también les excita sobremanera ver cómo se masturba delante de él. A ellas también les pone que él las mire mientras llegan al clímax. Esto hace que el deseo de ambos aumente mucho más. A veces, ellos las dejan terminar solas, pero en otras ocasiones optan por intervenir.

Cambiar de ubicación

A los hombres les excita muchísimo el sexo improvisado. Hacerlo mientras están en la cocina, en el baño de un restaurante, en un coche… Lo que se salga de la cama convencional dispara sus niveles de testosterona. En el dormitorio, y más si tienen pareja estable, acaba siendo monótono y un tanto aburrido. A ellos les gusta el riesgo y lo espontáneo.

Publicidad:

Share:
A %d blogueros les gusta esto: