nforme Otálvora: Trump coloca a Cuba y Venezuela en la misma canasta

78
0
Share:

a Casa Blanca comienza a percibir los casos de Cuba y Venezuela como un tema único. El discurso de Donald Trump en Miami el 16JUN17 retomando la línea de sanciones contra el régimen castrista, estuvo acompañado de dos frases que no puede pasar desapercibidas: “Es mejor para EEUU tener libertad en nuestra región, tanto en Cuba como en Venezuela” y “el régimen cubano ha sembrado el desastre en Venezuela”. La reorientación de la política de EEUU hacia el gobierno cubano, anunciada en un acto con la presencia del alto gobierno, ha sido fuertemente influida por el grupo de congresistas estadounidenses de origen latino, los mismo que propician nuevas sanciones contra funcionarios del régimen chavista en Venezuela y del gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua.

Se comenta en Caracas sobre un viaje inminente de Nicolás Maduro a La Habana para un encuentro con Raúl Castro tras los anuncios de Trump.

*****

La empresa brasileña Condor habría firmado un contrato para proveer al gobierno venezolano un cargamento de granadas de gases lacrimógenos. Se trata de una empresa privada localizada en Rio de Janeiro que forma parte de la industria bélica brasileña de exportación. La información fue confirmada por un vocero de la empresa al portal brasileño DefesaNet el 16JUN17. Condor contaría con un permiso genérico para exportación de granadas lacrimógenas. En medios políticos de Brasilia se comentaba que el caso, pese tratarse de un día feriado, estaría siendo analizado a nivel presidencial y de la Cancillería de Brasil. A media tarde del 16JUN17 se recibió desde el presidencial Palacio de Planalto un mensaje según el cual la exportación estaría suspendida. Fuentes de Itamaraty, la cancillería brasileña, aseguraron para este Informe que “la venta de materiales de defensa y seguridad para Venezuela están suspendidas”.

*****

El lunes 19JUN17 tendrá lugar una nueva escaramuza diplomática en el seno de la Organización de Estados Americanos en relación a la situación de Venezuela. Al comienzo de la noche, en el suntuoso Centro de Convenciones Moon Palace Arena de Cancún, México, comenzará una nueva asamblea anual de la OEA, la número 49, que congrega a los ministros de relaciones exteriores de los 34 países miembros. Sería el bautizo en estos eventos de varios cancilleres, entre ellos el estadounidense Rex Tillerson, el nuevo canciller argentino Jorge Faurie y su colega brasileño Eloysio Nunes, sin embargo tanto el estadounidense como el brasileño estarán ausentes de la cita de Cancún.

Incluso se espera que participe una numerosísima delegación del gobierno de Nicolás Maduro que anda en trámites para retirarse de la organización, pero que viajaría al balneario mexicano con el propósito de pronunciar desde su asiento en la OEA sus usuales discursos insultantes contra los gobiernos que califica como enemigos, esta vez especialmente dirigidos contra México. Se da como un hecho que el gobierno chavista movilizará hasta Cancún a activistas políticos para demostraciones de calle en apoyo a la “revolución bolivariana” con respaldo de aliados mexicanos y la presencia figuras del jet set izquierdista que el 16JUN17 convocaron una marcha antiimperialista en Ciudad de México clamando por el cierre de la OEA.

*****

La Reunión de Consulta de los cancilleres de los países miembros de la OEA sobre “la situación de Venezuela”, cuya primera sesión fue cumplida el 31MAY17 en Washington, continuará en Cancún. El presidente de la Reunión de Consulta, el canciller guatemalteco Carlos Morales Moscoso, convocó para las dos de la tarde del lunes 19JUN17 a sus colegas cancilleres para continuar el debate sobre Venezuela. Formalmente la “Reunión de Consulta” no forma parte de la Asamblea General cuyo acto protocolar de instalación está convocado para las siete de la noche de ese lunes.

La “Reunión de Consulta” sobre Venezuela no pudo concluir durante la sesión en Washington ante la imposibilidad de alcanzar un acuerdo sobre las líneas de acción que la OEA asumiría ante Venezuela y sobre el contenido de una declaración al respecto. El reglamento asumido por la OEA para la realización de esta “Reunión de Consulta” obliga que cualquier decisión deba contar con los votos de dos tercios de los países miembros que participen, es decir, 24 posiciones afirmativas. Cuando se negociaba en la OEA el reglamento para la reunión sobre Venezuela, Canadá y otros países intentaron, sin éxito, modificar esta regla para propiciar que cualquier decisión sobre Venezuela fuera tomada por mayoría simple.

*****

En la reunión del 31MAY17 se confrontaron tres textos distintos, ninguno de los cuales contaba con los votos suficientes para su aprobación. Los proyectos de resolución, uno presentado por Antigua y Barbuda que fue retirado durante el debate; otro benévolo con el régimen venezolano (propiciado por los países del Caricom) y; un tercero fuertemente crítico con el gobierno Maduro presentado originalmente por Perú Canadá, EEUU, México y Panamá, coincidían en un asunto: no recomendar la suspensión de Venezuela de la OEA, que es la única sanción posible contra un gobierno ante la ruptura del respectivo orden constitucional. Todos ellos ofrecían el concurso de la OEA para adelantar gestiones entre el gobierno y la oposición venezolana.

En paralelo a las deliberaciones públicas en el Hall de las Américas en la tarde del 31MAY17, en un salón contiguo tenían lugar intensas negociaciones privadas para alcanzar un texto que reuniera las posiciones comunes de los dos grupos en que finalmente quedó divida la reunión. A Caricom se sumaron Bolivia, Ecuador, Nicaragua y El Salvador para impedir que la declaración contuviera críticas al gobierno chavista y expresiones calificables como “injerencistas”. La declaración crítica contra el chavismo calificaba la situación de Venezuela como “una ruptura del orden democrático”, pedía paralizar la convocatoria de una Asamblea Constituyente y; hacía un llamado al cese del enjuiciamiento de civiles por tribunales militares, “al respeto absoluto de los derechos humanos y el Estado de derecho a la libertad de los presos políticos” y a que el gobierno Maduro cumpla sus compromisos adquiridos durante el Dialogo MUD-Maduro del año 2016: libertad de presos políticos, cronograma electoral, respeto a las competencias constitucionales de la Asamblea Nacional.

Los negociadores de los dos grupos, lograron al final de la tarde  del 31MAY17, redactar  un texto que, en principio, podía reunir los votos necesarios para su aprobación, pero algunos puntos debían ser consultados con sus respectivos gobiernos. Al final del día los miembros de la OEA alcanzaron un pacto para no someter a votación ninguna propuesta y esperar alcanzar un consenso alrededor del texto, el cual, aprovechando la prontitud de la reunión en México sería nuevamente tratado por los cancilleres al encontrarse en Cancún.

*****

A pocas horas de iniciarse las actividades de la OEA en Cancún, no se habría alcanzado un acuerdo sobre un texto para ser aprobado en relación a Venezuela. El 15JUN17, el Secretario de Prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, emitió un comunicado informado que Donald Trump “preocupado por la situación que enfrenta el pueblo venezolano” había instruido a su Secretario de Estado para promover el debate sobre Venezuela en la reunión de la OEA.

En declaraciones del 15JUN17, el canciller de Guyana Carl Barrington, afirmó que durante la reunión en México se aprobará una resolución en los términos como fue “dibujada” en Washington, incluyendo expresas referencias a la necesidad del  cumplimiento de la Constitución en Venezuela, así como a la crisis humanitaria, la violación de los derechos de los opositores y una mención a la Asamblea Constituyente convocada por Maduro. Barrington en sus declaraciones distribuidas por la agencia oficial guyanesa, se mostraba proclive a votar una resolución de este tipo separándose de la posición de Caricom, aunque advertía que varios países de la OEA se oponen a esta declaración e incluso algunos rechazan que el “tema Venezuela” sea siquiera debatido. La evaluación de Barrington es realista en cuanto al estado actual de la correlación de fuerzas en la OEA: el castrochavismo cuenta aún con un número de votos que pueden impedir una decisión sobre Venezuela en el seno de la Reunión de Consulta de la OEA.

El 16JUN17, el primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, envió a sus colegas de Caricom una carta pidiéndoles que no modificaran su posición en la OEA. La carta de Gonsalves, quien es el más cercano aliado de Maduro en el Caribe oriental, dejaba ver grietas en la aparente unidad caribeña ante el caso venezolano. Algunos gobiernos caribeños estarían dispuestos a dar su voto a un texto consensuado como el sugerido por el canciller guyanés.

En medios diplomáticos se maneja la especie de que el “tema Venezuela” sería trasladado de la agenda de la “Reunión de Consulta” al temario de la “Asamblea General” donde las decisiones son tomadas con mayoría simple de votos. Se estima que el proyecto de resolución crítica contra el régimen chavista podría congregar un mínimo de 18 votos, suficientes para su aprobación. Se trataría de una declaración y un llamado al gobierno Maduro, sin mayores impactos prácticos.

En tanto, en las calles de las principales ciudades de Venezuela se escenifican diarias protestas rudamente reprimidas por cuerpos policiales y militares. Maduro adelanta sus preparativos para realizar el 30JUL17 votaciones que convaliden sus candidatos a una asamblea constituyente que escribiría una nueva Constitución y asumiría las funciones legislativas. En el interior del chavismo se produce una fuerte confrontación,  por ahora a nivel de tribunales, entre altos jerarcas civiles y militares nucleados alrededor de Maduro enfrentados a sectores que objetan la conducción del gobierno.

*****

El Fondo Monetario Internacional se suma a los organismos internacionales que están advirtiendo sobre los riesgos que la crisis económica venezolana representa para sus países vecinos.  El 14JUN17 en la sede del Banco Central de Trinidad & Tobago tuvo lugar un foro sobre las perspectivas económicas de la región en el cual intervino el economista del Fondo Monetario Internacional Yan Carrière-Swallow. El enviado del FMI advirtió que la debacle económica venezolana “está comenzando a afectar al vecindario” y recomendó que Trinidad & Tobago esté preparada para el impacto de migrantes venezolanos y el costo económico que eso puede representar. “Obviamente lo vemos como una gran preocupación para el pueblo de Venezuela, pero también está empezando a afectar las perspectivas económicas de países  cercanos a Venezuela”, señaló Carrière-Swallow quien labora en el Departamento de Hemisferio Occidental del FMI.

Edgar C. Otálvora

@ecotalvora

Diario Las Américas

Share:
A %d blogueros les gusta esto: