SAL DE TU ZONA DE CONFORT El reto: “Serán 30 días de sexo y cada uno de ellos con algo distinto”

Share:

El objetivo de este desafío que tiene tanto éxito en la red es obligar a las parejas ancladas en la rutina a probar cosas nuevas y, por lo tanto, a mejorar su relación entre las sábanas

es un pozo sin fondo para los desafíos. Nos referimos a esas pruebas que por su originalidad, ingenio o por obra y gracia de los algoritmos de la red terminan convirtiéndose en un fenómeno viral. Los hay absurdos, incluso peligrosos, pero en esta época de culto al cuerpo los retos de mayor éxito suelen estar relacionados con el ejercicio: desde 30 días para tener unos abdominales de acero a otros 30 para conseguir unos bíceps de infarto. Sin embargo, en esta ocasión el desafío que reina en internet es muy diferente.

El concepto es simple: la pareja (este reto es cosa de dos) debe proponerse tener sexo al menos una vez al día durante un mes. A simple vista, todo el monte es orégano. En efecto, muchos aceptan el reto pensando que será coser y cantar y que, además, entre gemido y orgasmo, alcanzará cotas de placer nunca antes experimentadas en la relación. No obstante, pronto se dan cuenta del problema: las prisas, las responsabilidades laborales, los hijos, las preocupaciones… incluir las relaciones sexuales en una rutina ya establecida, ese es el verdadero desafío.

Lo que empieza con el simple reto de hacer el amor en un momento que no sea el de antes de acostarse termina con la prueba de alcanzar 5 orgasmos al día

Este en concreto establece una actividad distinta para cada uno de los días. En caso de que uno de los dos intuya que le va a ser imposible cumplir (ya sea por trabajo, familia, viajes o enfermedad), dispone de dos vetos al estilo Consejo de Seguridad de la ONU para omitir, al menos durante ese día, las relaciones sexuales. Si alguien no se siente cómodo con una de las pruebas y no le quedan vetos, puede pedir prestado el de su pareja.

La cocina no está solo para cocinar. (iStock)
La cocina no está solo para cocinar. (iStock)

Pero si por algo ha tenido éxito este reto no es por sus estrictas reglas, sino por la singularidad de las actividades propuestas y su latente progresión en la dificultad. Para que os hagáis una idea, lo que empieza con hacer el amor en una hora que no sea por la noche (hay que abrazar el potencial del sexo mañanero) termina con el reto de alcanzar cinco orgasmos durante las 24 horas del día. La variedad de pruebas del desafío (aquí lo tienes al completo) incluye:

  • Ir a una tienda juntos y comprar juguetes eróticos. Luego ponerlos a prueba.
  • Realizar un masaje a tu pareja antes de hacer el amor.
  • Un “aquí te pillo aquí te mato” de menos de 10 minutos.
  • Experimentar un orgasmo sentado frente a tu pareja en la cama (y que sea a la vez).
  • Encontrar un nuevo lugar en la casa para practicar sexo (como la cocina o la ducha) o incluso en el coche.

ALBA RAMOS SANZ

  • Dejar que ella domine todo lo que pasa entre las sábanas.
  • Sexo calmado. Lo importante es durar al menos 45 minutos.
  • Este es para atrevidos: realizar tocamientos sutiles mientras cenas en un restaurante y terminar la faena en casa o en un hotel.
  • Quedarse despiertos toda la noche y tener todo el sexo posible. Hasta que el cuerpo aguante.
Foto: iStock.
Foto: iStock.

Cuando el sexo se convierte en algo rutinario que casi se practica más por costumbre que por placer, llega el momento de plantarle cara. Cuando ya no sabes qué posturas seguir (y mira que hay opciones), quizá la solución sea un reto de este tipo. Seguir durante 30 días una práctica tan dispar obliga a las parejas a intentar cosas nuevas y, por tanto, a salir de su zona de confort. De esta forma, innovar en la cama se convertirá en la mejor forma de sorprender a tu pareja y disfrutar de un sexo increíble. Una vez termines con éxito el mes, verás el Kama Sutra como un libro para principiantes.

Publicidad:

RESTAURANT SU EMPANADA

Share:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: